domingo, marzo 19, 2006

"Demuestra que Dios existe"

"Demuéstrame sin falacias que Dios existe"

Es una pregunta que se ve con frecuencia en los foros. Tras bastante experiencia en el tema, cada vez que la leo experimento un gran escepticismo.

Los que la hacen tendrían que ser un poco más honestos y plantear lo que verdaderamente sienten:

"Por mucho que argumentes a favor de Dios, por muy lógicos y persuasivos que sean tus argumentos y por mucho que me demuestres que es absurda la posición
opuesta, NO pienso variar ni un milímetro mi postura".


Lo absurdo de todo esto es que te pidan que les demuestres que están equivocados. Hay pocas cosas que molesten más a la gente que decirles que están equivocados.

Al responder a su desafío ya estás afirmando que no tienen razón, que están en lo falso. En ese momento ya te has metido en un contexto psicológico de resistencia y, por supuesto, de pérdida de tiempo. Es una trampa.

Da igual qué digas, qué argumentes o qué hagas, nada les hará cambiar. Lo único que habrás conseguido es meterte en una dinámica de escalada progresiva. Esto parece ser un principio humano universal.

El que te pregunta tiene el sentimiento y percepción de que Dios no existe. Por la forma en que plantea la pregunta, cree de forma absoluta que tiene totalmente la razón. La radicalidad de ese sentimiento es algo que no tiene nada que ver con razonamientos. Cualquier diálogo en ese contexto es inútil.

Mejor tener estas ideas claras antes de empezar a responder preguntas de personas que no tienen ningún interés por las respuestas. Evitarás falsas expectativas.

El contexto psicológico en el que plantea las preguntas hace que NO pueda tener interés por esas respuestas, independientemente de lo buenas que sean. Tienen un filtro previo muy fuerte.

Vedaderamente lo PEOR que les puede pasar es escuchar respuestas que les desarmen. Si realmente las leen o escuchan,irán pasando de la confusión a la irritación y de la irritación a los ataques personales. Es la escalada progresiva de la que antes hablaba y que suele acabar mal.

Por supuesto, estas reacciones son más frecuentes en gente comprometida públicamente con grupos que tienen posturas muy definidas y cuyo prestigio está por encima de cualquier verdad.

Después de estas reflexiones generales, el asunto es interesante en sí mismo:

¿Cómo nos podemos plantear el tema de las demostraciones de Dios?

En primer lugar hay dejar claro que la pregunta es metafísica. Para evitar un diálogo de besugos habría que ver si para la persona tiene sentido discutir a ese nivel. En caso contrario, habría que aclarar acerca del significado de la pregunta y en el nivel en que se plantea.

En segundo lugar habría que centrarse en la idea de Dios que estamos defendiendo. Si insisten en etiquetar a Dios como un "ente", están atacando un "hombre de paja". Dios no es una "cosa como cualquier otra" que pretendamos demostrar. El diálogo no tiene sentido si no aclaramos esto.

En tercer lugar habría que hablar del tema de las demostraciones ¿Qué es para él una demostración? ¿Qué entiende por prueba? ¿Qué tipo de demostración o prueba le haría cambiar? Es importante escuchar qué respuesta recibes para ver si te piden algo razonable o piden un disparate que no nunca exigirían en su vida habitual.

En cuarto lugar habría que hablar acerca de las cuestiones a las que responde la idea de Dios y sobre las alternativas que nos ofrece el que nos desafía. Con Dios respondemos a una serie de cuestiones. Si al interlocutor le parece que la idea de Dios no las responde, ¿qué alternativas ofrece?

Quizás, a partir de aquí, podríamos empezar a argumentar. El problema es que tras seguir esos pasos suelen aparecer las falacias y contradicciones de los que te piden "demostraciones sin falacias" y ya no suele tener interés ni entrar en el tema.

Es posible que algunos me consideren demasiado pesimista, pero la experiencia me ha demostrado una y otra vez que estoy en lo cierto. Esto ha sido así independientemente de la cultura o inteligencia del interlocutor.

Por ejemplo, al ir situando la cuestión tarde o temprano te sueles dar cuenta de que te piden demostraciones o pruebas absolutas de que Dios existe. Y aquí nos encontramos con una falsedad.

Las pruebas absolutas sólo se dan en matemáticas y, como Gödel nos mostró, con limitaciones.

Desde luego, la ciencia no funciona con pruebas directas y absolutas. La ciencia suele funcionar muchas veces con pruebas indirectas y siempre parciales.

Si el que pide "demostraciones y pruebas" se presenta como "defensor de la ciencia", mejor sería que se planteara qué pasaría si en ciencia siempre se pidieran pruebas directas y certezas absolutas...

4 comentarios:

João Félix Galizes dijo...

¿Razones para tener que demostrar que Dios existe?

Es lo bastante creer que él existe y de esa manera él existe, sobretodo, para quién cree en él. Si no cree en él, entonces, él no existe para los ateos. ¿Pero será necesario demostrar la existencia de la inteligencia al que llamamos Dios? La prueba está ante de los ojos de todos, somente no ve quién no quiere ver. ¡El Acaso no tendría capacidad de crear el Universo así como él es, compuso por lógica y reglas descifrables!
Quizá el dios, que tantos quieren intentar demostrar que no existe, no exista mismo. Pero, existe por cierto otro dios que no si consiguiendo demostrar existir, nadie puede negarlo: ¡la Inteligencia del Universo que no fue criada por el Hombre!
¿Esa Inteligencia será qué? Cada uno sabrá responder por sí mismo…

Saludos cordiales

Alberto S.Sánchez dijo...

Hola Joao:

Te preguntas:

"¿Pero será necesario demostrar la existencia de la inteligencia al que llamamos Dios?"

En realidad, pienso que la necesidad es de razonar el porqué creemos en Dios. El hablar de demostraciones siempre me ha parecido demasiado fuerte. Por otra parte, en general, creo que esas argumentaciones son para el que ya cree o intuye de alguna manera que Dios está ahí.

Saludos

Dark_Packer dijo...

Me parece correcto el planteamiento del artículo. Yo soy creyente católico, pero desde un punto de vista filosófico me puedo considerar "teísta", es decir, que me parece que se pueden dar argumentos válidos para afirmar la existencia de un ser creador y ordenador del universo.
Pero, a pesar de la fuerza de las convicciones, creo en la capacidad de la autocrítica y de la honestidad intelectual.

Te invito a pasarte por el blog Razón Atea, y en especial por la entrada titulada "La verdad de la religión", donde la discusión derivó hacia el argumento Kalam de la existencia de Dios. En la entrada "Por qué es prácticamente seguro que Dios no existe" planteé una prueba de la existencia del alma.

El vínculo es: http://razonatea.blogspot.com/

¿Sólo has escrito hasta junio de 2006?

Espero volver a visitar tu interesante blog.

Anónimo dijo...

Alberto

Me alegra que hayas vuelto a la web.

Yo fui el que te envio un mail preguntando tu opinion sobre el psicoanalisis, practica a la que considero que debemos erradicar de nuestros centros de salud.

Releyendo este articulo, disiento frontalmente

Demostrar que algo existe es basico para seguir discutiendo.

En medicina tenemos mil ejemplos. Existen patologias con muchos tratamientos, eso significa que no existe uno efectivo 100%.
Para la apendicitis, la cirugia es la solucion (por el momento) y se acabo...para la neumonia los antibioticos y punto.
Si yo afirmo otra cosa debo DEMOSTRARLO.

Afirmar que Dios existe es una afirmacion bastante jugada, yo me considero ateo providencial y agnostico en el sentido de la vida.

Pero antes de afirmar que existe un Dios, creo que un agnosticismo prudente es mucho mas racional y demostrar su existencia es un paso inevitable para seguir discutiendo.
Y con una prueba solamente podes hacerlo, no mas palabras.
Que se abra el cielo y todos lo escuchemos ...seria algo interesante