domingo, marzo 22, 2009

Conocimiento de Dios

Al final de mi posicionamiento afirmo que creer en Dios me parece totalmente justificado
racionalmente. Afirmo que creer en Dios es confiar radicalmente en que la realidad está fundamentada en una Racionalidad Última.

Añado que la racionalidad de esa creencia no la entiendo como una prueba aislada, lógica o contundente que lo demuestre sin asomo de dudas o de forma absoluta.

Concibo la justificación racional de Dios como un cúmulo de argumentos y pruebas que de forma indirecta nos llevan a concluir que el origen y soporte de la realidad es Dios. Entiendo que este Soporte de la realidad no se sitúa necesariamente en unas coordenadas espacio-temporales.

Concibo a Dios como Inteligente y Creador. Entendidas estas propiedades de forma analógica, incluso metafórica.

El desarrollo que expongo es un modelo teísta de la realidad que me parece mucho más convincente que cualquier otro modelo ateo o agnóstico. Adicionalmente creo firmemente que este modelo no sólo es perfectamente compatible con la ciencia, sino más compatible con dicha ciencia.

No afirmo en ningún momento que nadie esté demostrando a Dios de forma matemática, sino que podemos llegar a conocerle a partir de la reflexión racional que nos proporciona la evidencia empírica, la realidad y la ciencia.

Marx dijo que Dios es invención del humana, una idea alienante, y Feuerbach dijo que Dios era una proyección de lo que el hombre quiere ser. Por supuesto, esto son simples afirmaciones que estos pensadores no pueden demostrar. Impresiona que no llegaron a darse cuenta de que Dios es un descubrimiento que puede realizarse de muchas maneras, emocionales o racionales. Un camino por el que se puede llegar a Dios es darse cuenta del absurdo nihilista al que se llega si se niega su existencia.

Estos argumentos que voy desarrollando implican unos PRESUPUESTOS previos acerca de la realidad ¿Cuáles son? Son dos de los tres que determinaron el origen de la ciencia:

1-Epistemológicos:

Sujetos que podemos conocer verdades: somos inteligentes.

La capacidad humana de conocer verdades con suficiente certeza. Capacidad cognoscitiva del ser humamo de tipo argumentativa, y una estructura que le permite enlazar los aspectos materiales y los intelectuales.

2-Ontológicos:

Una realidad entendible, cognoscible o inteligible.

La inteligibilidad fundamental de la realidad. Una realidad independiente de nosotros mismos y con una estructura en diferentes niveles relacionados entre sí de modo unitario. Una naturaleza capaz de ser conceptualizada de modo lógico y coherente.


En resumen, son unos presupuestos que IMPLICAN la DESCALIFICACIÓN DEL ABSURDO COMO EXPLICACIÓN de lo real.

¿ Realmente podemos conocer a Dios?

Podemos llegar a conocer de su existencia, pero en realidad, cuando nos damos cuenta de ello, nos supera de tal modo, que no podemos ir más allá. En ese sentido es comprensible la actitud agnóstica de muchos creyentes que afirman nuestra incapacidad racional de conocer a Dios...ni siquiera saber si existe.

En realidad, estoy parcialmente de acuerdo con este agnosticismo.

Si pretendemos encerrar a Dios en nuestros limitados conceptos, pienso que desvariamos. Sin embargo, no estoy de acuerdo si nos referimos a nuestra capacidad de llegar a saber Él, es decir, de su existencia. Podemos llegar a Dios incluso por reducción al absurdo de su negación.

¿Y por qué tantos conceptos opuestos de él en tantísimas religiones?

En realidad, pienso que la religiones son diversas manifestaciones de una VERDAD SUBYACENTE. Una Verdad que tiene un fundamento biológico que tiene cada vez más datos científicos y que proporciona a los humanos una tendencia hacia lo Transcendente y que se concreta en múltiples formas.

Esa tendencia UNIVERSAL, y la características comunes entre los aspectos cognoscibles e incognoscibles de Dios, que también aparecen de forma UNIVERSAL, resultan ser PREDICCIONES cumplidas de lo que esperaríamos si la hipótesis Dios fuera cierta. Curiosamente el establecer predicciones es la base del pensamiento racional: la ciencia.

Con estas ideas, pero más matizadas, están de acuerdo muchos creyentes de diversas religiones, incluso los de tendencias conservadoras. Por supuesto, como es normal,el que pertenece a una opción religiosa concreta destaca su primacía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Un camino por el que se puede llegar a Dios es darse cuenta del absurdo nihilista al que se llega si se niega su existencia."

¿En qué basas esta afirmación? Incluso Santo Tomás no consideraba absurda la creencia en la inexistencia de Dios, a lo sumo sería una concepción errónea, no inconsistente.

Alberto S.Sánchez dijo...

No sé lo que consideraba Santo Tomás. Sólo expongo mi opinión.

El negar a Dios conduce a un absurdo nihilista porque no tienes ningún referente sólido para fundamentar nada. Al final todos los razonamientos que hagas para fundamentar cualquier aspecto de tu vida quedan flotando en el aire.

Monchy dijo...

Sr. Alberto Sánchez, quien le habla, Ramón Sánchez, ha vivido toda su vida buscando la verdad sobre Dios, largas investigaciones sobre hechos y lecturas de ciencia ficción me llevaron hacia una verdad relativa, ésa verdad relativa hizo que creyera en Dios.

Para conocer a Dios no necesitamos del Teismo, es tan complicado y extenso el tema que muchos nunca llegarán a entender quién es Dios realmente, y le puedo decir una cosas: Dios no es personal y mucho menos impersonal, ya que ésto lo encasilla humanamente, y, como ya sabemos, existe un orden, existen dos elementos generales: orgánico e inorgánico, ambos partes del mismo universo, de la misma creación.

Para explicar a Dios hay que explicar ése orden, esa secuencia infinita en todos los universos.

Dios no es impersonal, ya que si lo fuera podríamos decir que es un ser desconectado de lo personal, y no es un ser, la palabra vida, muerte y desarrollo no caben en Dios. Dios no creo al Hombre, el Hombre no creo a Dios, la palabra crear en sí denota personalidad, y Dios no la tiene, Dios existe, pero no podemos comunicarnos con él, él no puede intervenir en las acciones Humanas.

Conocer a Dios implica hacer un simple razonamiento: Puedo o no puedo entender el orden existente tangible e intangible, cómo intervengo yo en mis decisiones?

Ramón Sánchez
República Dominicana
ramon.sanchez.ramsan@gmail.com