viernes, junio 19, 2009

Dios y el Cerebro

De vez en cuando leo razonamientos que se desarrollan más o menos así:

  • " Según la investigación X la gente cree en Dios porque se activa la estructura cerebral Y, luego Dios no existe".
  • " Según la investigación A cuando la gente reza se activa la estructura cerebral Z, luego Dios no existe"
  • "Según la investigación evolutiva B, la gente cree en Dios o dioses como resultado de presiones selectivas ambientales que han favorecido estas creencias, luego Dios no existe".
El problema de todos estos hechos es que se puede estar de acuerdo con ellos y usarlos para argumentar exactamente lo contrario.

  • El que tengamos una estructura cerebral para creer en Dios, rezar o meditar significa que Dios existe porque son los mecanismos biológicos que necesitamos para conectarnos con la divinidad.
  • El que las presiones selectivas hayan favorecido esas estructuras cerebrales o esas conductas religiosas significa que hay una realidad divina subyacente que da sentido a ese proceso.
Por otra parte, la argumentación del tipo, "estructura neurológica= Dios no existe", resulta graciosa si la aplicamos de forma consecuente en otras áreas:

  • Como tenemos estructuras cerebrales que nos permiten hacer ciencia, la ciencia no existe o no responde a algo real.
  • Como tenemos estructuras cerebrales que nos permiten amar, el amor no existe.
Conclusión:

Cuidado con las argumentos del tipo: " A significa B"

Hay que preguntar: "¿Por qué A significa B y no lo contrario?"

6 comentarios:

quark schiz dijo...

Los números son entes intangibles que no existen en la realidad; pero nuestro cerebro es capaz de manejar esas abstracciones; y de hecho los numeritos nos sirven. También me atrevería a decir que el amor no existe en la realidad; que lo que existe son las descargas electroquímicas en el cerebro que se dan cuando te enamoras...

Y como soy natiuralista diría que hasta Zeus tampoco existe. Pero eso no significa que el que creamos en Él no responda a algo real. Después de todo, tiene sentido que como resultado de presiones selectvas ambientales se hayan favorecido esas creencias sobre lo divino y blah blah blah. Lo que sé que existe son las endorfinas que se liberan en el cerebro cuando nos embragamos con esa "droga".

Entiendo que los hallazgos sobre el cerebro no van a probar fehacientemente que los dioses no existen (eso es imposible de demostrar). Pero al menos nos dan una pauta. Y además como todavía no contamos con evidencias de peso sobre esos seres sobrenaturales... Los dos contraargumentos que mencionas son bastante ad hoc. Y los dos últimos ejemplos que usas se van por las ramas.

Alberto S.Sánchez dijo...

Parece que estamos de acuerdo en el punto clave de mi argumentación.

El que se descubran estructuras o mecanismos cerebrales que tengan alguna relación con la creencia en Dios, no tiene nada que ver con su existencia o no existencia. Es un salto falaz que algunos hacen en base a sus prespuestos.

Como suele ser frecuente, se confunden hechos con interpretaciones. Interpretan los hechos según su filtro ideológico y eso se pretende pasar como un hecho.

Por otra parte, el que esos hechos yo los interprete de manera opuesta, te parece ad hoc, pero, como mínimo la argumentación opuesta es igual o más ad hoc. Depende de los presupuestos de que partas.

Y los últimos ejemplos, vienen totalmente al caso.

El amor, el odio o el pensamiento existen, aunque sólo puedas ver directamente la química. De hecho, puedes estudiar y llegar a entender la química porque usas el pensamiento. Es decir, que el pensamiento existe es un PRESUPUESTO, incluso un hecho, que necesitas previamente aceptar antes de hacer cualquier ciencia o estudio material.

Por otra parte, elque algo no puedas verlo directamente, no significa que no se un hecho. En ciencia se aceptan como hechos cuestiones que NO ves directamente, pero de las que tienes mucha evidencia indirecta.

Puede que no puedas ver un odio intenso, pero puedes saber que existe como consecuencia de sus devastadores efectos, por ejemplo cientos de miles de muertes en las guerras.

quark schiz dijo...

Por otra parte, el que esos hechos yo los interprete de manera opuesta, te parece ad hoc, pero, como mínimo la argumentación opuesta es igual o más ad hoc. Depende de los presupuestos de que partas.

No, mira, no es "igual o más ad hoc" que las tuya. Porque al menos ellos se fundan en teorías aceptadas y hechos (que la evolución biológica, que las presiones ambientales, que la electroquímica cerebral...) para llegar a una conclusión que te puede parecer demasiado tajante. Pero tú partes de supuestos mucho más endebles incluso. Porque además de presuponer que Dios existe, asumes que interfiere en la vida de los seres humanos y que quiere que se reconozca su divinidad. (Eso de creer saber cómo trabaja Dios es raro eso viniendo de un deísta). Ellos tal vez se equivocan en su salto. Pero tú con tus contraejemplos ni siquiera lo estás (not even wrong).

Alberto S.Sánchez dijo...

Un ateo puede decir que la idea de Dios viene del cerebro y estamos de acuerdo.

Si afirma que eso significa que Dios no existe, ha dado un salto que no es científico, sino metafísico. No tiene ninguna base para afirmar esto. En esa base radica el problema cuando hablamos acerca del tema de Dios.

En cuanto a mis presupuestos, puedes leer mi última entrada acerca del origen de la ciencia. Me parece que estás haciendo interpretaciones acerca de lo que yo creo o dejo de creer.

logos77 dijo...

Dios creó el cerebro pero debido al pecado el cerebro está mmuerto espiritualmente por lo que no puede pensar correctamente y llega a las conclusiones que se leen aqui.

Hay que nacer de nuevo para poder entender racionalmente. Esto es lo que dijo Jesucristo, la mente mas avanzada del universo.

Saludos

Diego dijo...

Interesante punto, y en su mayoria acertada.
Y como bien indica Quark, el unico problema es que no poseemos un valor absoluto de lo que significan palabras como "existe" o "es real".
El lenguaje posee la palabra "dios", y está indica o limita algo. Por lo tanto existe.
Por otro lado, la palabra "kgjesdjre" no representa nada, fisico o etereo, por lo que simplemente no existe.
De este modo podemos decir que "Dios" existe pues tenemos una palabra que lo desigan. Ahora, que ese dios exista mas alla de solo nuestros pensamientos es algo que cada uno decide.
Casi argumento cientifico puede ser derribado recuerriendo a la logica. En cambio, en la argumentacion teista siempre se puede recurrir a la divinidad del ser en cuestion, sin tener pruebas, o sin necesidad de ellas.
El debate argumentativo entre Teistas y Agnosticos podria ser infinito enfrentado a ese punto.
Saludos.