martes, marzo 21, 2006

Sentido de la vida y Ateísmo

Tarde o temprano, cuando se habla acerca del tema de Dios, aparece el tema del sentido o significado de la vida. Se pone el acento en que, desde el ateísmo, el cosmos en general y la vida humana en particular, en último término son un absurdo.

De algunas de las respuestas que se suelen dar, he encontrado una interesante porque es representativa de muchos ateos.



"El que todo termine en la nada no tiene nada que ver lógicamente con que la vida tenga o no sentido. El sentido de la vida lo da cada uno, independientemente de si vaya a haber algo después o no".

Respuesta muy interesante, pero ¿se cree la respuesta que da?

Nos dice que no hay conexión lógica entre el que todo acabe en nada y el sentido de la vida.

Habría que ver lo que pensaría esa persona si se viera en la situación en que le comunican que tiene una enfermedad incurable y se entera, tras informarse, que estadísticamente pueden quedarle escasos meses.

Habría que ver lo que pensaría esa persona si supiera que va a morir en las próximas horas.

Habría que ver lo que pensaría esa persona si eso le pasara siendo todavía joven, teniendo hijos pequeños, una vida más o menos estable...

¿Se plantearía alguna pregunta acerca del sentido de la vida en general y su vida en particular?

¿Encontraría una conexión lógica entre acabar en nada y el sentido de la vida?

No sé a ti, pero a mí me resulta difícil creer la respuesta anterior. Y tengo experiencia.

Lo divertido (o triste) viene cuando el ateo nos dice que "el sentido de la vida se lo da cada uno independientemente de si va a haber algo después"

Si cada uno se lo da a sí mismo independientemente de que todo acabe en nada, es lo mismo que afirmar que el sentido de la vida se lo inventa cada uno.

Parece que el ateo no ve "conexión lógica" entre el sentido de la vida y que sus padres sufran o mueran, sus hijos sufran o mueran...Parece que no le influye para nada el que pueda haber algo después o un final feliz a todo el sufrimiento de él mismo o de los que quiere. No le ve "conexión lógica"...

Sigamos con la reflexión.

Si ese sentido de la vida, nos lo damos cada uno a nosotros mismos, que quiere decir que admite que carecemos de un sentido de la vida objetivo, o sea, que es algo puramente subjetivo y que no los inventamos sin una base real.

Ahora bien, si eso al ateo le parece lícito, ¿por qué le parece tan mal que haya mucha gente que encuentre en Dios ese sentido o lo haga en la vida eterna u otra creencia similar?

Si al final está admitiendo todos esos inventos para dar sentido a la vida son puramente subjetivos, están tan poco basado en la realidad cualquiera de sus inventos para dar sentido a su vida que los de cualquier creyente.

Si cada uno se da el sentido de la vida sí mismo, ¿qué problema hay en que la gente crea en Dios en base a una pura subjetividad?

¿Es que hay inventos subjetivos mejores que otros?

¿Es que los inventos subjetivos de los ateos para dar sentido a su vida son mejores que los de los creyentes? ¿O es que unos inventos son más inventos que otros....?

Otra frase que se añade:


"Lo que acabas de decir es una falacia de argumentación por consecuencias adversas, basada en el hecho en que para ti la vida no tiene sentido si no es eterna"


Claro, claro...Todos sabemos que para el ateo no tiene ninguna relación con el sentido de la vida el que su familia- y los que quiere- sufran y acaben muriendo.

El conectar esos trágicos hechos con el sentido de la vida es una "falacia lógica” para el ateo...y los demás nos lo tenemos que creer...

Espero que sólo sean afirmaciones superficiales fruto de una "pose atea".

Ahora bien, las situaciones descritas ¿son consecuencias adversas o no lo son? ¿Tiene suficiente fe para creerse que no lo son?

Porque si realmente cree que no son consecuencias adversas suficientes como para afectar el sentido de la vida, tendría que argumentar el porqué no lo son. En caso contrario parece un acto de fe ateo.

Acabamos con la frase final:


"He ahí, una vez mal, otro de los grandes peligros de la
religión: le quita su valor intrínseco a la vida y lo supedita a amigos imaginarios y a historias míticas".


Aquí pasamos de lo grotesco a lo cómico.

¿Qué valor intrínseco a la vida va a quitar la religión si estás afirmando que cada uno se lo da a sí mismo, o sea, se lo inventa subjetivamente?

Si cada uno se da para sí mismo el sentido de la vida, estás admitiendo que no tiene ningún valor ni objetivo ni intrínseco ninguno que no sea una construcción puramente subjetiva...Entonces:


-¿De qué peligro nos habla?

-¿Qué valor intrínseco tiene la vida para ti que tenga un carácter objetivo? Lo necesitarás para poder juzgar las invenciones subjetivas de sentido de la vida religiosas o similares...

¿O la vida sólo tiene un valor objetivo cuando nos interesa?

¿O los sentidos de la vida que damos a nuestra vida son invenciones subjetivas u objetivas dependiendo de lo que nos interese para argumentar?

¿O resulta que las subjetividades ateas son más objetivas?...

Se podría seguir analizando disparates, pero creo que es suficiente para ilustrar la gran capacidad de razonamiento que tienen algunos que se autoetiquetan de ateos racionalistas.


5 comentarios:

Filibustero dijo...

Estoy en general de acuerdo con tu planteamiento, solo que creo que hay reconocer que muchos ateos, o quizá no tantos, son tolerantes y abiertos a todas las creencías y no buscan imponer su opinión como un modelo de vida.

Saludos y ánimo a seguir escribiendo, aunque parece que nadie merodea por tu blog. Bueno, ya tienes uno. Arriba el deísmo, jejeje.

Alberto S.Sánchez dijo...

Gracias.

Si quieres, tengo un boletín al que hago llegar las actualizaciones del blog y la web.

http://es.groups.yahoo.com/group/deismoteismo

Saludos

João Félix Galizes dijo...

Tener la fe en Dios es tan válido como no creer en él. Algunas personas ven en Dios una finalidad y un principio, otras no consiguen entender cual la necesidad de existir una divinidad. Para los creyentes Dios es la justificación de la existencia, para los ateos Dios es una contradicción. Ahora, ni unos ni otros consiguieron justificar sus creencias, como tal, cada uno seguirá teniendo la fe en lo que más le satisface. Yo continuaré creyendo en Dios, después de, durante mucho tiempo, haber negado su existencia.

Juan dijo...

Gracias a dios soy ateo

Anónimo dijo...

No es que las "subjetividades" de los religiosos sean "menos objetivas" que las de los ateos, sino que por lo general implican ser controlado por alguna iglesia o movimiento religioso. Muchas veces los "preceptos" que se imponen son ilógicos, absurdos, pero como se presentan como la "voluntad de dios" son seguidos sin chistar por los fieles. No digo que un ateo no pueda llevar su vida de manera absurda, pero en ultima instancia lo que haga lo habrá elegido el, nadie se lo habrá impuesto. Y tendrá la opción de recapacitar por si mismo cuando se de cuenta de lo infructuoso de su "camino".